Mes: abril 2017

Disco Destacado: “El ciclo del colmillo”, de La Torivia

(La Torivia: Martín Schober: voz bandoneón composiciones / Sofía Buffa: clarinete / Luis Ramírez: violín / Diego Larripa: Cello / Daniela Augurio: contrabajo / Javier Fourcade: batería y percusiones)

 

¿Y si no queda otro refugio que la poesía y la música para decir lo que pasa? ¿Y si se da el caso que no nos escuchan con gritos, podemos hacerlo con susurros? Debemos promover ese tipo de búsquedas que quizás sean las únicas que nos quedan. Para eso debemos escarbar, desde ya, ensuciarnos los dedos, caminar hasta que la suela se nos haga piel, llorar, pero convencidos. En gran medida, “El ciclo del colmillo”, disco editado por La Torivia plantea que hay que salir para encontrarnos. Los recursos poéticos y musicales que la banda liderada por Martín Schober propone son realmente interesantes porque escapan al encasillamiento de si-es-tango-o-si-es-rock. No importa. De hecho, mientras las cosas menos se encasillen, mejor.

Once canciones que en 46 minutos proponen una poética compleja pero que no cede a lo críptico. Once canciones que en 46 minutos presentan una música compleja pero nada aburrida, bien ejecutada y sin estridencias. Cuando en su momento escuchamos el disco nos costaba encontrar algún paralelo en la escena actual del tango o mismo alguna referencia literaria en sus letras. No es menor esta búsqueda porque demuestra que el sonido de La Torivia ha encontrado un estilo. Su atípica formación (bandoneón, clarinete, violín, cello, contrabajo, percusiones) le da un timbre especial a cada una de las canciones.

Las letras, fuertemente trabajadas, pueden seguir un curso conceptual a medida que van pasando pero que no la hacen parte de una obra necesariamente general. Cada canción es una historia o una crítica o una remembranza o lo que sea pero que se enmarca en el disco de manera sutil. “Cuantas palabras / tendré que buscar / con los sonidos / de mi soledad / se ve que el río / se puso a dormir / antes que yo pueda hallar / o callar una verdad“, canta Schober en “Se puso“.

La crítica social o a las individualismos que genera la sociedad se puede encontrar en varias canciones. Esas se pueden encontrar en “Vuelta carnero“, acaso el mejor tema del disco (“mugre en la promesa / es el traje a ponerse a andar / rara vez se limpió / del miedo y la calma“), en “Reflejo” (“soy un triste imitador que despliega el engaño y lo hago condición / libre de emoción desconozco de la tierra y defiendo mi ambición / hice asunto empresarial de cada sitio del paisaje“), y en el recitado de “El ciclo del colmillo” (“morder, clavar, hundir el cuerpo entero donde pueda, conectando directamente con el instinto inicial“).

Recomendamos escuchar este disco si es que tenés ganas de encontrar un sonido y una poética especial, si tenés ganas de escuchar y si no querés encasillarte en una palabra.

Anuncios